8/28/2020

Entrevista con Francisco Guarido, alcalde de Zamora

"El municipalismo no puede seer una palabra para quedar bien en los discursos"


Francisco Guarido, Alcalde de Zamora por IU
E
l decreto de 5 de agosto del Gobierno de coalición sobre los superávit y remanentes municipales ha originado una importante división en la Federación Española de Municipios y Provincias, hasta el punto de que el apoyo al mismo necesitó el voto a favor (voto de calidad) del Presidente del organismo, el socialista Abel Caballero. En esta votación, los representantes de Unidas Podemos se abstuvieron. 

Ahora en unos días será necesario el trámite parlamentario de votar ese Decreto para transformarlo en Decreto Ley y poder iniciar su aplicación. No está asegurada una mayoría parlamentaria suficiente y el Gobierno tendrá que renegociar con los ayuntamientos y las fuerzas políticas para lograr aprobarlo. Esta renegociación ya fue aceptada por la Ministra de Hacienda, pero en el momento de realizar esta entrevista no se conocía públicamente si se había iniciado ni cuáles eran sus resultados. 

La situación vuelve a plantear en el fondo la cuestión del escaso desarrollo del municipalismo en nuestro país. Sobre estas cuestiones, hemos realizado una entrevista a Francisco Guarido, alcalde de IU en Zamora, la única capital de provincia gobernada por IU. 


Pregunta: El PP y su grupo municipal en Zamora han atacado el Decreto 27/2020 de 4 de agosto sobre los superavits municipales. ¿Crees que esa crítica está justificada? 

Respuesta: En absoluto. Como he dicho recientemente “el Gobierno que llaman socialcomunista no va a confiscar el dinero de los Ayuntamientos”. Además, el PP quiere ignorar, como en muchas otras cosas de la actual situación política, el papel que ellos mismos han jugado. Fue la Ley Montoro, que fue ministro del PP, la que ató las manos de los Ayuntamientos. Fue un enfoque muy restrictivo que obligó a inmovilizar el superavit de bastantes Ayuntamientos en cuentas en los bancos, que no se podían, ni se pueden, tocar. Ahora el Gobierno quiere cambiar la situación, buscando un procedimiento para contornear la Ley Montoro, cuya derogación, al ser Orgánica difícilmente alcanzaría los 2/3 del Parlamento. 

P.: ¿Crees que este Decreto Ley solucionará el problema? 

R.: El pacto de Gobierno con el PSOE contemplaba acabar con el techo de gasto para los Ayuntamientos que estableció el PP con la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El Gobierno debería cumplir ese pacto y así acallaría las críticas de los que hoy dicen digo, cuando antes dijeron diego. 

P.: ¿Cuáles son las posibilidades de mejorar el texto del actual Decreto? 

R.: Creo que hay que ofrecer un mejor texto y que de una vez por todas, el municipalismo debe ser una prioridad en la política de este país. La pandemia también está demostrando la importancia de los Ayuntamientos en la gestión de problemas claves de los ciudadanos. Pero los Ayuntamientos no tienen suficientes recursos económicos ni personales. Este decreto abre el camino de una solución, pero debe ser más generoso. En Zamora estamos estudiando la propuesta que contiene el Decreto y que consiste sustancialmente en que si prestas al Gobierno el dinero de la cuenta que ahora está inmovilizada en el Banco, te devuelven el 135% de lo entregado en un plazo de 10 o 15 años, y de ello, el 35% en los dos primeros años, es decir 2020 y 2021. Esto, evidentemente, hay que mejorarlo, pero ya se pueden hacer cosas. 

Nosotros tenemos en Zamora un importante programa de inversiones y queremos atender eso con el dinero de los remanentes, antes que prestárselo a nadie y siempre que la ley nos lo permita. Hay cosas tan importantes como el nuevo Parque de Bomberos, un Centro Cívico, Museo Baltasar Lobo y las expropiaciones de la Muralla. Vamos a ver cómo queda en el Decreto y el uso de los remanentes de 2019 y 2020. 

Pero, en última instancia, el préstamo es voluntario. Lo que no dice el PP es que el Decreto suprime el techo de gasto en 2020 y flexibiliza la posibilidad de utilizar inversiones derivadas de antiguos superavit. Un añadido muy interesante sería suprimir el techo de gasto hasta el 2022 teniendo en cuenta que ahora la inversión municipal y la creación de puestos de trabajo es fundamental. 

P.: ¿Crees que la “nueva realidad” también lo será para los Ayuntamientos? 

R.: Así debería ser, pero eso no ocurrirá mientras el municipalismo sea sólo una palabra que queda bien en los discursos. Con la pandemia hemos visto que en Europa la autonomía y las competencias municipales están mucho más desarrolladas que aquí. En nuestra tradición histórica el papel de las ciudades ha sido muy significativo, pero sobre todo para el futuro, esa nueva realidad, la gestión municipal es primordial. Autonomía, competencias, recursos y más democracia. 

Cajón Izquierdo, 24 de agosto de 2020